• Fernanda Miranda

Anatomía fisiológica de la contracción músculoesquelética

Actualizado: 12 de ene de 2020


ontracción del músculo esquelético

Aproximadamente el 40% del cuerpo es músculo esquelético, y tal vez otro 10% es músculo liso y cardíaco. Algunos de los mismos principios básicos de la contracción se aplican a los tres tipos diferentes de músculo. En este capítulo se considera principalmente la función del músculo esquelético; las funciones especializadas del músculo liso.

Fibras del músculo esquelético

En la siguiente imagen se muestra, la organización del músculo esquelético y muestra que todos los músculos esqueléticos están formados por numerosas fibras cuyos diámetros varían.

Cada una de estas fibras estas fibras están formadas por subunidades cada vez más pequeñas, que se las voy a describir más adelante.

En la mayor parte de los músculos esqueléticos las fibras se extienden a lo largo de toda la longitud del músculo. Excepto aproximadamente el 2% de las fibras, todas las fibras habitualmente están inervadas sólo por una terminación nerviosa, que está localizada cerca del punto medio de la misma.

El sarcolema es una fina membrana que envuelve a una fibra musculoesquelética.

El sarcolema está formada por una membrana celular verdadera, denominada membrana plasmática, y una cubierta externa formada por una capa delgada de material polisacárido que contiene numerosas fibrillas delgadas de colágeno.

En cada uno de los dos extremos de la fibra muscular la capa superficial del sarcolema se fusiona con una fibra tendinosa.

Las fibras tendinosas a su vez se agrupan en haces para formar los tendones musculares, que después se inserta en los huesos.

Las miofibrillas están formadas por filamentos de actina y miosina.

Cada fibra muscular contiene varios cientos a varios miles de miofibrillas, que se representan mediante los muchos puntos claros de la imagen transversal (Letra C).