• Fernanda Miranda

Superficies articulares de la articulación talocrural (tobillo)

Actualizado: 27 de mar de 2020


Superficies articulares de la articulación talocrural

La tróclea astragalina se compone por tres partes: una superficie superior y dos superficies laterales, las carillas. (Fig.7)

  • La superficie superior, la polea: Convexa de delante atrás, marcada longitudinalmente por una depresión axial, la garganta de la polea (1) , hacia la que convergen la vertiente interna (2) y la vertiente externa (3) de la tróclea.

  • Carilla interna (7): es plana, excepto por delante, donde se desvía hacia dentro. Una arista aguda (11) la separa de la vertiente interna (2).

Contacta con la carilla articular (8) de la cara externa del maléolo medial (9), recubierta de una cartílago que prolonga el de la superficie inferior de la cara articular inferior (10).



  • Carilla externa (12) : Se desvía hacia fuera (Fig.8), cóncava de arriba abajo y de delante atrás. Su “plano” es ligeramente oblicuo hacia delante y hacia fuera. Contacta con la carilla articular (13) de la cara interna del maléolo peroneo (14). La carilla está separada de la superficie tibial por la interlínea peroneo-tibial inferior (15), ocupada por una franja sinovial (16). Esta articulación, tipo sindesmosis, está sujeta por el ligamento tibioperoneo anterior (27) y posterior (28).


A cada lado, una corredera interna (5) y otra externa (6) reciben las correspondientes vertientes de la polea.

Esta superficie está delimitada por detrás por un reborde (20) denominado en ocasiones el tercer maléolo de Destot.

Los ligamentos externos (Fig. 7) de la articulación talocrural pueden observarse en una visión antero-interna:

  • Ligamentos: tibioperoneo anterior (21), calcaneoperoneo externo (22) y tibioperoneo posterior (23).