• Fernanda Miranda

Superficies articulares de la articulación glenohumeral: cabeza humeral y rodete glenoideo

Actualizado: 12 de ene de 2020


Dentro del tema del "hombro" es muy importante conocer sus superficies articulares, es de lo que se tratara esta publicación.

Son superficies esféricas, características de una enartrosis y por lo tanto, articulación de tres ejes y con tres grados de libertad.

Cabeza humeral

​Está orientada hacia arriba, hacia dentro y hacia atrás, dista mucho de ser regular, ya que su diámetro vertical es de tres a cuatro milímetros mayor que su diámetro anteroposterior.

En un corte verticofrontal, se comprueba que su radio de curva decrece ligeramente de arriba abajo, no existiendo un solo centro de curva, sino una serie de centros de curva alineados a lo largo de una espiral.

Cuando la cabeza humeral contacta con la glenoide, el apoyo es mayor y la articulación más estable. Esta posición de abducción de 90º corresponde a la posición de bloqueo o close-packed position de Mac Conaill.

Su eje, forma con el eje diafisario un ángulo de inclinación de 135º en plano frontal y un ángulo de declinación de 30º.

Está separada del resto de la epífisis superior del húmero por el cuello anatómico con una inclinación de 45º horizontal.

Contiene dos prominencias insertadas en los músculos que es la tuberosidad menor o tronquin, anterior y la tuberosidad mayor o tronquin, externa.