• Fernanda Miranda

Coaptación muscular del hombro

Actualizado: ene 12


Tiene una gran movilidad, la coaptación de la articulación del hombro no puede recaer únicamente en los ligamento: la acción de los músculos coaptadores es indispensable. Se divide en dos grupos: los músculos coaptadores transversales, introducen la cabeza humeral en la cavidad glenoidea y los músculos coaptadores longitudinales, que sujetan al miembro superior e impiden que la cabeza humeral se luxe por debajo de la glenoide: “sitúan” la cabeza humeral enfrente de la glenoide. Esta luxación inferior se constata el síndrome del “hombro subluxado”, por el cualquier motivo, los músculos del brazo y hombro están débiles o se paralizan. Por el contrario, la luxación craneal de la cabeza del húmero, contrarresta la acción de “recentraje” de los músculos coaptadores transversales. Existiendo así una relación antagonismo-sinergia entre estos grupos.

La visión posterior, los coaptadores transversales son tres:

1) El músculo supraespinoso , encastrado en la fosa supraespinosa del omóplato y que se inserta en la carilla superior del troquiter.

2) El músculo infraespinoso , cuyo origen se localiza en la zona más alta de la fosa subespinosa y que se inserta en la carilla postero-superior del troquíter.

3) El músculo redondo menor , cuyo origen se localiza en la zona más baja de la fosa subespinosa y que se inserta en la carilla postero-inferior del troquíter.

En una visión anterior puede distinguirse: El músculo supraespinoso, ya abordado.

El músculo subescapular , muy potente, que se origina en toda la fosa anterior del omóplato y se inserta en el troquín.

La visión posterior, los músculos coaptadores longitudinales son tres:

1) El músculo deltoides , con sus dos haces lateral y posterior : asciende la cabeza humeral durante la abducción;

2) La porción larga del músculo tríceps braquial , que se inserta en el tubérculo subglenoideo del omóplato: lleva la cabeza humeral enfrente de la glenoides durante la extensión de la articulación del codo.

La visión superior, se encuentran los músculos ya dichos anteriormente: supraespinoso y el tendón de la porción larga del musculo bíceps branquial, constituyen la “seguridad” de la articulación.

La visión anterior, los músculos coaptadores longitudinales son mas numerosos como lo son: el musculo deltoides con sus dos haces (lateral y anterior), el musculo subescapular, el tendón de la porción larga del bíceps braquial y la porción corta y el musculo pectoral mayor.

Los músculos coaptadores longitudinales, a largo plazo “desgastan” los músculos del “manguito de los rotadores” e incluso provocar la ruptura de alguno de ellos, especialmente del musculo supraespinoso: impacta contra la carrilla inferior del acromion y del ligamento acromiocoracoideo, produce dolor y eso lo denominan “síndrome de ruptura del manguito de los rotadores”

Bibliografía:

Kapandji A,I.(2012).Fisiología articular. España: Ed. Médica Panamericana, Tomo I, 6ª.ed

#hombro #músculos #biomecánica

I

N

S

T

A

G

R

A

M

© Miranda Fisioterapia Blog 2016-2020