Me gustaría saber tu opinión y experiencia en el blog, te invito a compartirla conmigo   
  • Miranda Fisioterapia

Introducción a la fisioterapia geriátrica

Actualizado: jun 26



La OMS (Organización Mundial de la Salud) establece que las personas de 60 a 74 años, son consideradas de edad avanzada, de 75 a 90, viejas o ancianas y las que sobrepasan los 90, son llamadas grandes viejos o grandes longevos. Sin embargo a todo individuo mayor de 60 años se le llamará de forma indistinta, persona de la tercera edad.


Según el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) en el 2016, son más de 10,000,000 de personas arriba de 60 años y más.

La vejez es la última etapa de crecimiento en la que el ser humano llega, después de haber pasado por la infancia, niñez, adolescencia, juventud, adulto joven y adulto mayor. El envejecer es comúnmente experimentado fisiológicamente como un progresivo declive en las funciones orgánicas y psicológicas, como una pérdida en las capacidades sensoriales y cognitivas.

RESUMEN

👇 Dale Like❤️ y registrándote tendrás puntos que luego vas a necesitar, ya verás



Las personas en esta época de su vida, presentan problemas propios de la edad y/o patología diagnosticadas con anterioridad.

Algunos problemas más comunes en las personas mayores son:


1) los problemas sensoriales: la pérdida de visión apareciendo cataratas, patología en la mácula, tensión ocular, entre otras; la pérdida auditiva, que impide escuchar correctamente, malinterpretando información o anulando la percepción de mensaje, obligando a hablar más alto o más cerca para poder hacerle saber la información, en ocasiones se tiene que repetir varias veces, un ejemplo de la vida cotidiana es que las personas mayores escuchan la televisión más alto de lo normal para poder entender.


2) el deterioro general de la salud, en general se producen alteraciones de tensión arterial alta o baja que obliga a usar medicamento para su regulación, así como también las enfermedades cardiovasculares, a esta edad suele haber infartos, trombosis, arterias tapadas y se tiene que llevar a cabo procedimientos quirúrgicos, obligandolos la recuperación a estar en cama por un período prolongado, por lo que es muy importante asistir al médico recurrentemente para la prescripción de medicamento adecuado para el control de sus padecimientos.


3) frustración por dependencia, tras llevar una vida activa, siendo autosuficientes por un período de su vida, cuando comienzan a sentir las limitaciones progresivas de salud, capacidad, conocimiento y energía, producen una sensación de impotencia y frustración lo que genera una profunda depresión.

4) reducción progresiva de la motricidad, la reducción de su autonomía y autosuficiencia, hace que tengan temor el salir, cruzar una calle o realizar actividades de la vida cotidiana por la falta de fuerza o una constante sensación de cansancio, esos impedimentos físicos propician el aislamiento que progresivamente quedan sin contacto con amistades o parientes y por último


5) la soledad familiar y social, en algunos casos, han perdido a su pareja, sus hijos no cuidan por falta de tiempo y los mandan a un asilo de ancianos, las carencias afectivas hacen que aún más entren en un estado de depresión y soledad. Los ancianos tienen las mismas oportunidades de crecimiento, desarrollo, aprendizaje y experiencias como en cualquier otra etapa. Sin embargo en México tenemos una percepción negativa de la vejez, pues la sociedad los percibe como personas incapaces de realizar al 100% una labor, son marginados laboral, social, políticamente y hasta familiarmente.

I. Concepto de envejecimiento desde 3 puntos de vista
  • General: Proceso multifacético determinado por características intrínsecas y extrínsecas de naturaleza genética, que conduce a la mutación de las capacidades adaptativas del organismo y, por consiguiente, al incremento progresivo de la posibilidad de morir.

  • Funcional: Resultante de la disfunción de los mecanismos autorreguladores consecutivos a alteraciones primarias del aparato genital.

  • Dialéctico: Engloba 2 procesos contrarios: por un lado, la declinación gradual de las funciones orgánicas y metabólicas y, por otro, la emergencia de mecanismos de adaptación ante esta pérdida paulatina de funciones.

II. Envejecimiento

El envejecimiento se caracteriza por toda una serie de modificaciones morfológicas, psicológicas, funcionales y bioquímicas que se producen en los seres vivos con el paso del tiempo. Es la pérdida progresiva de la capacidad de adaptación y reserva del organismo ante los cambios; un proceso dinámico que se inicia con el nacimiento y se desarrolla a lo largo de toda la vida. Internacionalmente se considera una persona anciana a partir de los 60 años.

III. Clasificación del anciano
  • Tercera edad: 60 – 74 años

  • Seniles: 75 – 89 años

  • Longevos: más de 90 años

  • Centenarios: 100 años y más

IV. Pluripatología

La pluripatología se refiere al hecho de agregarse una enfermedad sobre otra, en especial las enfermedades crónicas degenerativas. Este conjunto de enfermedades son por predisposición de una triada muy particular en los pacientes de edad adulta: la multimorbilidad, la edad y la polimedicación.

V. Papel del fisioterapeuta en pacientes geriátricos

Tras un incremento de la población de la tercera edad, viene a generar una problemática asistencial, en la que el fisioterapeuta debe exhibir y prescribir actividades dinámicas específicas para cada uno e intentar siempre lograr una salud óptima y/o mejorar la calidad de vida, mediante acciones preventivas, generar concientización y educar mediante campañas en colonias tanto no vulnerables como favorecidas, para que la vejez no sea visto desde el lado negativo y generar la activación física de las personas de la tercera edad, ayudando a ganar bienestar físico y mental.

Se impone disponer de un fisioterapeuta dotado de los conocimientos más elementales sobre las características clínicas y psicofuncionales del anciano, con vista a que su acción sea positiva en el logro y mantenimiento de la independencia funcional del senescente. El terapeuta debe sentir profundo amor y devoción por lo que hace, inspirar confianza y respeto por todos y desarrollar el máximo de esfuerzos por alcanzar la cooperación del paciente en función de su rehabilitación; sus iniciativas constantes y enriquecedoras deben motivar sistemáticamente hacia la búsqueda de soluciones para los problemas que se presenten y celebrar juntos los éxitos que se alcancen.

El paciente es el centro y principal actor de la rehabilitación, unido a la función decisiva e importante de la familia en este proceso, al asumir el rol que le corresponde en cada momento según las condiciones concretas de cada persona anciana, excluyendo las conductas sobreprotectoras, super exigentes o melancólicas que en ocasiones se observan. Los familiares, guiados por el fisioterapeuta y el resto del equipo médico, asumirán las tareas que les corresponden dentro y fuera del hogar para conseguir el máximo de independencia funcional de dichos pacientes.

Para el logro de este objetivo, el fisioterapeuta debe establecer el plan de actividades a desarrollar en el hogar y evaluar cualitativamente su cumplimiento. Las tareas serán sencillas y de fácil compresión por los ancianos y sus parientes. Lo más importante es enseñar al paciente cómo mantener su independencia y prevenir las discapacidades, además de indicar a la familia cómo cuidarle correctamente y prepararle para aplicar las técnicas adecuadas, con vista a conseguir una buena respuesta y cooperación para cumplir los objetivos del programa terapéutico.




REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


REGÍSTRATE
Recibirás un paquete de libros totalmente GRATIS 
LLena los siguientes datos e inmediatamente ve a tu correo y tendrás los links de acceso

Puedes consultar la política de privacidad

I

N

S

T

A

G

R

A

M

© Miranda Fisioterapia Blog 2016-2020