Fisioterapia en pacientes con artritis reumatoide

7-Feb-2019

 

Las enfermedades reumáticas suelen ser de curso crónico, sistémicas y de naturaleza autoinmune, que involucran principalmente articulaciones sinoviales y otros órganos como la piel y vísceras. Las características más importantes son la artritis y la sinovitis que pueden afectar cualquier articulación sinovial como rodillas, tobillos, codos, hombros, carpos y manos así como algunas de ellas al esqueleto axial. (2)

 

Pueden acompañarse de síntomas diversos como rigidez matinal, fatiga, dolor, incapacidad funcional, depresión y nódulos articulares, afectan a la persona emocional y funcionalmente, generando un complejo impacto en la salud, al limitar el autocuidado y el desempeño ocupacional, afecta la economía familiar y causa altos costos al sistema de salud. Este trastorno afecta un porcentaje razonable de la población humana con una mayor incidencia en la mujer. (2)

 

En el campo de la fisioterapia el tratamiento que se brinda a estos pacientes es limitado por el componente autoinmune, inflamatorio y degenerativo de las mismas.

El papel del fisioterapeuta en estas enfermedades suele orientarse a la reducción del dolor, la prevención de la limitación articular y de la atrofia muscular, así como a la rehabilitación de la funcionalidad. (2)

 

¿Porque NO guardar reposo un paciente con artritis reumatoide? 

 

La tendencia actual, en el manejo de los pacientes con Artritis Reumatoide, es evitar el reposo prolongado por cuanto en tales condiciones se favorece la disminución de la fuerza y del volumen muscular. Un músculo puede perder 30% de su volumen en una semana y más del 5% de su fuerza por día de reposo estricto en cama.

 

Iñigo Huarte y cols. encuentran que el reposo prolongado afecta negativamente la mecánica ventilatoria, lo que condicionan un patrón restrictivo funcional con disminución significativa de los volúmenes. Estos cambios favorecen a la aparición de atelectasias, neumonía, infección agregada e hipoxia.

 

León N. y cols. describen el desacondicionamiento cardiovascular caracterizado por aumento del trabajo cardíaco, disminución de la función propiciada por el aumento de la frecuencia cardíaca, disminución del tiempo de llenado ventricular, disminución del volumen sistólico, disminución del gasto cardíaco. (3)

Actualmente la fisioterapia en pacientes con artritis reumatoide 

En la actualidad, aunque los tratados de reumatología que citan la importancia del tratamiento rehabilitador en enfermos artríticos, no parece existir una conciencia generalizada de su valor y hay una escasez de publicaciones en nuestro medio, que justifiquen este esfuerzo terapéutico. (2)

Esquema práctico de valoración del paciente artrítico

 Diagnóstico y pronóstico

-Historia Médica

-Exploración Física

-Consulta con otros especialistas

-Exámenes de laboratorio

Capacidad y potencia funcional

-Test muscular.

-Grado de movimiento articular

-Actividades de la vida diaria

 Economía

-Test psicológico

-Estudio social

-Test vocacional 

Los principales objetivos del ejercicio terapéutico son: (1)

  1. Mantener o recuperar la movilidad.

  2. Aumentar la fuerza y la resistencia musculares.

  3. Proporcionar acondicionamiento cardiovascular.

  4. Aumentar la densidad mineral ósea.

  5. Aliviar el dolor.

  6. Prevenir deformaciones 

  7. Corrección postural

  8. Aumentar capacidad respiratoria

  9. Compensación Psicológica

  10. Independencia en las actividades de la vida y en la marcha

  11. Reincorporación socio- laboral

  12. Evitar factores de riesgo(Estrés, traumas infecciones)

  13. Mejorar la sensación de bienestar 

Consideraciones generales (1)

El paciente con AR, tiene crónicamente una afectación funcional y psicológica, teniendo una especial afectación articular, por lo que se deben tomar precauciones en las técnicas de fisioterapia ha aplicar:

  • Se realizan sesiones de corta duración (para evitar la fatiga del paciente)

  • Periodo de descanso entre sesiones

  • Se realizarán maniobras lentas, evitando gestos bruscos que lesionan la articulación

  • Utilizar resistencia pequeña o moderada, en dependencia a la fase en que se encuentra el paciente

  • NO debe realizarse presiones fuertes (masajes, ejercicios pasivos), en pacientes con vasculitis porque pueden producir hematomas.

TRATAMIENTO EN FASE AGUDA DE ARTRITIS REUMATOIDE 

  • Posturas correctas

  • Baños matutinos de agua tibia = mejora la rigidez

  • El frío son comúnmente usados en pacientes con artritis reumatoide a fin de aliviar el dolor y la rigidez. El enfriamiento local produce vasoconstricción, reducción del gasto metabólico y un enlentecimiento de la conducción nerviosa. Así mismo disminuye la temperatura de la piel, de los tejidos superficiales y profundos y de la cavidad articularSe recomienda dentro de las primeras 48 horas de la inflamación aguda, aunque no exclusivamente.

  • Ejercicios respiratorios

  • Contracciones isométricas: aumento en la tensión muscular sin modificaciones en su longitud.

  • Evitar fatigamiento físico y mental

  • Planear actividades para evitar deformaciones y mucho gasto energético.

  • Uso de articulaciones sanas

  • Masaje descontracturante

  • LÁSER: La interacción de la radiación láser de baja potencia con los tejidos produce numerosos fenómenos bioquímicos y fotobiológicos. Localmente produce, entre otros, la liberación de sustancias como histamina, serotonina y bradicinina, así como el aumento de ATP intracelular y el estímulo de la síntesis de ADN, síntesis proteica y enzimática. Es efectivo en reducir el dolor y la rigidez matinal (3)

  • MAGNETOTERAPIA

  • Movilizaciones pasivas: Buscan conservar la movilidad, disminuir la limitación funcional, evitar retracciones, conservar la longitud del músculo y evitar la anquilosis en posiciones viciosas (3). Deben limitarse cuando hay una actividad inflamatoria significativa, dado que aumentan la presión intraarticular, pueden agravar la sinovitis y se han asociado a la ruptura de la cápsula articular (6). Hay que tener en cuenta que el arco de movimiento se debe ir incrementando progresivamente y en un margen tal que no se produzca dolor al realizar el ejercicio.

 

El ejercicio aún siendo tan beneficioso, conlleva riesgos de daño articular a largo plazo, particularmente en pacientes con sinovitis no controlada.

 

Estudios acerca del tema, recomiendan tener precaución al prescribir ejercicios en pacientes con daño articular significativo, especialmente en las articulaciones que soportan peso. Los ejercicios de alto impacto deberán ser contraindicados relativamente, deberán implementarse modalidades en las que no exista carga para la articulación.

 

Para los fines de conservar los logros resultantes del entrenamiento, se pueden incorporar progresivamente actividades como caminar en el agua, nadar, manejar bicicleta, banda sin-fin o fortalecimiento isométrico dependiendo de las condiciones del paciente.

TRATAMIENTO EN FASE CRÓNICO DE ARTRITIS REUMATOIDE 

Todo lo anterior  +

  • Termoterapia superficial

    • infrarrojo

  • Hidroterapia (5)

    • Inmersion en agua caliente

    • Ejercicios

    • Relajación progresiva

    • Sesiones de 30 minutos 2 veces por semana x 4 semanas (Brasil,2005)

    • Resultados: disminuyó el dolor y aumento del rango de movimiento

  • Termoterapia + EE: El calor local comúnmente usado en pacientes con artritis reumatoide a fin de aliviar el dolor y la rigidez. El calor se prescribe para mejorar la circulación local, reducir la rigidez muscular y en consecuencia aliviar el dolor. Se debe evitar el empleo de modalidades terapéuticas que produzcan calor profundo, (Ultrasonido, onda corta, microondas en modalidad continua), dado que se ha reportado que aquéllas pueden incrementar la temperatura de la cavidad articular, indeseable en una artritis activa.

    • Interferenciales

    • TENS

  • Masaje suave y descontracturante por encima y por debajo de la misma

  • Cinesiterapia activo-asistida

  • Se mantiene el uso de férula

  • Terapia ocupacional

EJERCICIOS BÁSICOS PARA ARTRITIS REUMATOIDE PARA MIEMBRO SUPERIOR Y MIEMBRO INFERIOR (1)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Peña,Andres. (2014). Manual de Ayuda al Ejercicio para personas con Artritis Reumatoide. Conatritis, 1, 1-27. http://www.conartritis.org/wp-content/uploads/2014/06/Manual_ayuda_ejercicios_AR.pdf

  2. Hernández Martín, Annia Daisy, Puerto Noda, Ibars, Falcón Hernández, Arelys, Morejón Barroso, Omar, & González Andreu, Diana. (2014). Rehabilitación integral del paciente reumático. Revista Cubana de Reumatología, 16(1), 15-22. Recuperado en 06 de febrero de 2019 http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1817-59962014000100003

  3. Dra. Jacqueline K. Príncipe Laines, Dr. Walter Ubillus Farfán . (Septiembre,2004). Rehabilitación en artritis reumatoide. Revista Diagnóstico , 43, 1. http://www.fihu-diagnostico.org.pe/revista/numeros/2004/jul-set04/158-161.html

  4. https://www.amare.es/terapia-ocupacional-en-artritis-reumatoide/

  5. http://redi.ufasta.edu.ar:8080/xmlui/bitstream/handle/123456789/320/2011_K_004.pdf?sequence=1

  6. Gonzales, R. Rehabilitación del Artrítico. En: Gonzales R editor. Rehabilitación Médica. 1ª edición. Barcelona, España. Editorial Masson, 1997:363-74.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

¡Hola! Soy Fernanda Miranda. Estudiante de Fisioterapia

 

Actualmente curso el 7mo Semestre

en la Universidad  La Salle Noroeste

en Sonora, México

No encuentras los libros necesarios para estudiar?

Completa el siguiente formulario y recibe un paquete de libros básicos para estudiar

Danos tu opinión

Es muy importante para nosotros

ENTRADAS 

Destacadas

Please reload

ENTRADAS 

Recientes