Eje de pronosupinación

15-Nov-2017

 

Hasta el momento se ha tratado aisladamente la fisiología de la articulación radiocubital distal, pero es fácil entender que existe una pareja funcional entre la articulación radiocubital distal y la articulación radiocubital proximal, ya que ambas están mecánicamente unidas de modo que una no puede funcionar sin la otra. Esta pareja funcional se localiza en dos niveles: el de los ejes y el de la congruencia.

 

Las dos articulaciones son COAXIALES: su funcionamiento normal necesita que el eje de una sea prolongación del eje de la otra sobre una misma recta XX´ que constituye la charnela de pronosupinación y pasa por el centro de las cabezas cubital y radial.

 

Por ejemplo:


A. Una puerta sólo puede abrirse con facilidad si los dos ejes de sus charnelas están perfectamente alineados,es decir en la prolongación uno del otro.

Si, por algún motivo, estos ejes 1 y 2 no fueran concordantes

B. Si están cortados, no se puede abrir con facilidad

Lo mismo ocurre en el caso de las dos articulaciones analizadas: cuando tras una

fractura mal reducida en uno o en los dos huesos del antebrazo los dos ejes ya no están alineados: la pérdida de coaxialidad compromete la pronosupinación.

 

Durante el movimiento del radio en relación al cúbito en torno al eje XX´, el radio se desplaza sobre un segmento C (cónico) abierto por detrás de base inferior y cuyo vértice se sitúa en la articulación cóndilo-radial, en el centro del cóndilo humeral.

 

La pronosupinación se efectúa por la rotación de la epífisis radial distal en torno al eje de la articulación radio cubitaldistal que también es el de la articulación radiocubital proximal. Es la única en la que el eje se confunde con la charnela de pronosupinación. 

El radio gira en torno a la apófisis estiloides radial, en torno a un eje que no es la charnela de pronosupinación, el extremo inferior de cúbito sufre una traslación siguiendo un semicírculo que la desplaza hacia abajo y hacia afuera, sin dejar de ser paralela a si misma.

 

MC Dbjay ha propuesto recientemente una explicación más mecánica:

la rotación externa (re) asociada al húmero sobre su eje longitudinal provocaría el desplazamiento externo de la cabeza cubital (1). Mientras que el radio gira sobre sí mismo, en torno a un centro de rotación localizado en la apófisis radial (2).

El cambio de orientación del radio, desencadena una inclinación del eje de la mano hacia dentro (flecha roja) (3)

 

Debido al cubito valgo fisiológico, el eje articular del codo es ligeramente oblicuo hacia abajo y adentro de modo de charnela de pronosupinación se convierte en longitudinal.


La pronosupinación del radio lleva entonces el eje de la mano exactamente en sentido longitudinal (flecha negra). (4)

 La amplitud de la rotación externa del humero es de 5° a 20° y sólo intervendría en el caso de la pronosupinación con el codo flexionado en ángulo recto. 

 

Con el codo totalmente extendido, el cúbito está inmovilizado debido al acoplamiento del olécranon en su fosita olecraniana y se inmoviliza el codo con firmeza se puede comprobar que la pronación es casi nula. La pronación que se ha perdido se compensa por una rotación interna del húmero. 

 

¿Qué decir también sobre la limitación  de la pronación a 45° con el codo completamente flexionado?

El húmero no puede girar sobre su eje longitudinal, de modo que es necesario un desplazamiento hacia fuera de la cabeza cubital mediante un movimiento de lateralidad externa en la tróclea del codo. 

 

La pronosupinación habitual basada en la prensa tridigital (5), se realiza en torno a un eje intermedia que pasa por la epífisis distal del radio (6) cerca de la cavidad sigmoidea: el radio gira sobre sí mismo aproximadamente 180° (verdadera rotación) y el cúbito se desplaza, sin rotación sobre si mismo, por una trayectoria en arco de círculo de mismo centro

 

 

integran un componente de extensión (E) y de una lateralidad externa (L).

 

El centro de la cabeza cubital pasa de una posición O a una O´, describiendo una traslación circunferencial sobre el arco OO´(Línea verde).

 

La pronosupinación se convierte entonces en un movimiento complejo (7), donde le eje de pronosupinación ZZ´, es totalmente distinto de la charnela de pronosupinación que desplazado del eje X al eje Y por la cabeza cubital.

NO EXISTE UNA PRONOSUPINACIÓN SI NO VARIAS PRONOSUPINACIONES, de las que más habitual se efectúa un eje que pasa por el radio y gira entorno a los dos huesos, como en un ballet de verdad. Es un eje sin materializar, variable y evolutivo. 

 

MAPAS CONCEPTUALES 

 

 

BIBLIOGRAFÍA 

Kapandji A,I.(2012).Fisiología articular. España: Ed. Médica Panamericana, Tomo I, 6ª.ed, pag. 128-131

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

¡Hola! Soy Fernanda Miranda. Estudiante de Fisioterapia

 

Actualmente curso el 7mo Semestre

en la Universidad  La Salle Noroeste

en Sonora, México

No encuentras los libros necesarios para estudiar?

Completa el siguiente formulario y recibe un paquete de libros básicos para estudiar

Danos tu opinión

Es muy importante para nosotros

ENTRADAS 

Destacadas

Please reload

ENTRADAS 

Recientes

Please reload

Entradas Recientes

Please reload