Articulaciones de cráneo y cara

31-Jul-2017

 

El recién nacido, no solamente carece de suturas entre los huesos del cráneo, sino que además estos están separados por unas membranas que se osifican progresivamente (fontanelas).

 

Al momento del nacimiento, los huesos planos del cráneo no están completamente osificados y se hallan separados entre sí por espacios ocupados por tejido conectivo fibroso. Estos espacios son las suturas metópica, coronal, sagital y lamdoidea.         

En aquellos sitios donde se articulan más de dos huesos, las suturas son amplias y forman las seis fontanelas: dos impares y medias: fontanelas anterior y posterior; y dos laterales y pares: posterolateral (mastoidea) y anterolateral (esfenoidal).

 

 

ARTICULACIONES DEL CRÁNEO

Las articulaciones de los huesos craneales son sinartrosis, articulaciones inmóviles que fijan las piezas óseas entre sí por medio de cartílago (sincondrosis) de tejido conectivo fibroso (sinfibrosis).

Los huesos que forman parte de la base craneal, desarrollados por osificación endocondral, se unen entre sí a través de sincondrosis.

Los huesos procedentes de la bóveda del cráneo (y los huesos de la cara también), desarrollados a partir de esbozos de tejido conjuntivo, se unen entre sí a través de sinfibrosis o suturas.

 

 

TIPOS DE SUTURAS

 

Los estudios anatómicos e histólogos de las suturas, muestran que la dirección de las fibras no es arbitraria ni aleatoria, sino que es específica a cada sutura. Las suturas contienen vasos sanguíneos con sus correspondientes nervios para el control vasomotor. También se encuentran dentro de las suturas terminaciones nerviosas libres con fibras amielínicas C, lo cual sugiere la posibilidad de percepción y transmisión de dolor a ese nivel.

 

Según la configuración de las superficies articulares implicadas en la unión ósea, hay cuatro tipos de suturas (sinfibrosis) en el cráneo-cara:

  • Suturas dentadas

  • Suturas escamosas

  • Esquindilesis

  • Sutura armónica 

Suturas dentadas

Surgen de la unión "por engranaje" de las superficies articulares. Es la articulación que une a los huesos frontal, occipital, parietal, esfenoides y etmoides (articulaciones fronto-parietal; parieto-parietal; parieto-occipital; fronto-etmoidal; fronto-esfenoidal) y articulaciones con el macizo facial (fronto-malar; fronto-nasal, etc.).

 

 

Suturas escamosas

Surgen de la unión de superficies rugosas y "talladas a bisel". Es la articulación témporo-parietal.

 

 

Esquindilesis

Es la articulación del vómer (cara) con el esfenoides (cráneo), formada por la unión de una superficie con forma de cresta (cresta esfenoidal inferior) que encastra con una superficie complementaria en forma de ranura (entre las alas del vómer).

 

 

Sutura armónica

Se ponen en contacto superficies planas y lineales (entre los huesos del viscerocráneo (cara)).

 

 

ARTICULACIÓN TEMPORO-MANDIBULAR O TEMPORO-MAXILAR

Es la articulación entre el hueso temporal y la mandíbula. En realidad son dos articulaciones, una a cada lado de la cabeza, que funcionan sincrónicamente.

Es la única articulación móvil entre los huesos de la cabeza.

 

Clasificación:

Es una diartrosis, del tipo doble condílea.

Superficies articulares:

Se consideran las superficies en los huesos temporales y mandíbula, el menisco interarticular y el cóndilo mandibular.

 

Sistema ligamentoso:

ligamento capsular (cápsula), ligamento temporomandibular (lateral externo), ligamento lateral interno, ligamento posterior y ligamentos accesorios: esfeno-maxilar, estilo-maxilar, pterigomaxilar.

Mecanismos de la articulación:

Masticación ( ascenso/ descenso) flexión-extensión

Desplazamiento anteroposterior; propulsión y retropulsión 

Lateralidad (diducción) abducción- aducción

 

Existe una cápsula articular que se dispone en dos partes, una suprameniscal y otra inframeniscal. Esta articulación se puede luxar fácilmente. También existen dos bolsas sinoviales que lubrica la articulación y nutren los cartílagos.

 

 

 

ARTICULACIONES DE LOS DIENTES

GONFOSIS

 

Se encuentra en un solo lugar del cuerpo: entre los huesos maxilar, la mandíbula y los dientes.

El origen del nombre proviene de la raíz griega gonfos, que quiere decir clavo, fue llamada así porque originalmente se creía que la inserción de los dientes en la mandíbula era un proceso mecánico, semejante a como un clavo se inserta en una tabla.

 

Se caracteriza por tener muy poca movilidad, ya que los dos huesos embonan uno dentro del otro de manera muy semejante a como lo hace una clavija en un contacto de pared.

Al igual que las otras articulaciones fibrosas, los dos huesos están unidos por tejido conectivo fibroso, que en este caso es llamado ligamento periodontal.

El ligamento periodontal mide de 0,1 a 0,3 mm de espesor y va disminuyendo con el tiempo.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

¡Hola! Soy Fernanda Miranda. Estudiante de Fisioterapia

 

Actualmente curso el 7mo Semestre

en la Universidad  La Salle Noroeste

en Sonora, México

No encuentras los libros necesarios para estudiar?

Completa el siguiente formulario y recibe un paquete de libros básicos para estudiar

Danos tu opinión

Es muy importante para nosotros

ENTRADAS 

Destacadas

Please reload

ENTRADAS 

Recientes

Please reload

Entradas Recientes