Generalidades de la osteología

23-Sep-2016

 

 

 

La Osteología estudia la constitución, conformación y configuración de los HUESOS.

El aparato locomotor está constituido por tres sistemas:

  1. Sistema Esquelético

  2. Sistema articular

  3. Sistema muscular

Su fin es locomoción, es decir MOVIMIENTO.

 

Primero analizaremos el SISTEMA ESQUELÉTICO, que se compone de 206 huesos individuales y cartílagos. Tiene como función la protección a las estructuras vitales, también da forma al cuerpo humano, así como también constituye la base mecánica para el movimiento, nos mantiene en homeostasis (depósito de sales: calcio, fósforo, etc.), es una fuente constante de células sanguíneas y tiene una reserva energética (grasa).

Como dije, el sistema esquelético lo conforman 206 huesos, 80 de esos huesos lo conforma el esqueleto axial: cabeza, cuello y tronco (azul) y 126 huesos restantes es el esqueleto apendicular: miembros superiores e inferiores, incluidos los que forman las cinturas escapular y pélvica. (amarilla)

 

 

Los huesos del cuerpo humano, no tienen la misma clasificación morfológica, por lo que estos se clasifican en:

 

 

Huesos largos: Son de mayor longitud, tienen un cuerpo prismático triangular, tienen cavidad medular y poseen 2 extremos denominados epífisis, recubiertas de CARTÍLAGO, 1 cuerpo o porción central denominada diáfisis.

 

Huesos cortos: Son de forma cuboidal y se encuentran en la muñeca (carpo) y tobillo (tarso).

 

Huesos planos: están formados por 2 tablas de hueso compacto y una porción intermedia de hueso esponjoso (diploe), suelen cumplir funciones protectoras (cráneo, pelvis, tórax), rodean cavidades como el cráneo, la pelvis y tiene 2 caras: una cóncava y otra convexa.

 

 

Huesos Irregulares: Tienen formas distintas a los anteriores, fundamentalmente representados por vértebras y los huesos de la cara.

 

Huesos sesamoideos: Se desarrollan dentro de determinados tendones. A menudo cambian el ángulo tendinoso en su inserción correspondiente, aumentando así el brazo de palanca. El hueso sesamoideo más grande del organismo es la rótula.

 

Los reparos anatómicos óseos son zonas del hueso que poseen formas irregulares, cada una con una función en específica.

Se pueden clasificar en dos tipos: Prominencias y depresiones

Las prominencias son aquellas irregulares que sobresalen en la superficie del hueso. De éstas podemos encontrar: apófisis o procesos, tubérculos, trocánteres, tuberosidades, espinas y crestas.

Por otro lado, están las depresiones también es una irregularidad que está deprimida por el hueso. De éstas podemos encontrar surcos, agujeros y fositas.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

¡Hola! Soy Fernanda Miranda. Estudiante de Fisioterapia

 

Actualmente curso el 7mo Semestre

en la Universidad  La Salle Noroeste

en Sonora, México

No encuentras los libros necesarios para estudiar?

Completa el siguiente formulario y recibe un paquete de libros básicos para estudiar

Danos tu opinión

Es muy importante para nosotros

ENTRADAS 

Destacadas

Please reload

ENTRADAS 

Recientes

Please reload

Entradas Recientes

Please reload